Archivos Mensuales: febrero 2014

El IES San José de Cortegana obtiene la mejor puntuación de toda la provincia en el reconocimiento como Centro Promotor de Convivencia Positiva

Estándar

La Orden de 11 de abril de 2011 de la Consejería de Educación, estableció el procedimiento de las convocatorias públicas para que los centros docentes pertenecientes a la Red Andaluza “Escuela: Espacio de Paz” pudiesen solicitar su reconocimiento como Centros  Promotores de Convivencia Positiva (Convivencia+).

 

El curso pasado y el anterior, el IES San José de Cortegana obtuvo este  reconocimiento por la labor llevada a cabo durante el periodo 2010/2011 y 2011/2012.

 

De nuevo se le reconoce al IES San José de Cortegana como Centro Promotor de Convivencia  Positiva en el curso ya terminado, 2012/2013. En esta ocasión su puntuación (78,55)  fue la más alta de la provincia de Huelva, encontrándose entre las  más altas de Andalucía, en la que la mayor llegó a 87,75 puntos de un total de más de quinientos participantes.

 

Todo ello ha sido posible por tercer año consecutivo, gracias a la puesta en marcha  de un amplio catálogo de actividades llevadas a cabo por nuestro instituto, con la ayuda inestimable  de toda la comunidad educativa.

 

Este reconocimiento lleva consigo, además, una partida económica que ayuda a llevar a cabo las actividades que con este fin se programan en el centro.

 

El Instituto San José tiene planteado para este curso que comienza seguir la línea iniciada en el curso anterior sobre la mejora de la ciberconvivencia y seguir poniendo en práctica las distintas medidas, en materia de convivencia, de cursos anteriores, como los Trabajos en Beneficio de la Comunidad, el Taller de Habilidades Sociales, la Mediación Escolar, los partes positivos, etc.

 

Anuncios

CIBERCONVIVENCIA Y CIBERCONDUCTA

Estándar

El espacio cibernético se ha convertido en un escenario de intercambio no sólo de información, sino particularmente de imágenes, muchas muy personales como fotografías de momentos emotivos y hechos relevantes, que podrían comprometer la intimidad de los protagonistas. A partir de aquí, los problemas de malas relaciones interpersonales entre iguales no serán sólo un fenómeno complejo dada la multiplicidad de factores, acontecimientos, protagonistas y procesos implicados, sino que todo ello se ve impactado, y en cierto sentido alterado, porque ahora los alumnos amplifican sus redes sociales incluyendo amistades y enemistades que al tiempo que pueden, o no, ser reales son, o pueden actuar, sólo como virtuales. En este marco acontecen toda clase de transacciones e intercambios positivos que alegran y estimulan la vida social de los jóvenes, pero también, desgraciadamente, fenómenos de abuso, intimidación, falta de respeto, acoso y agresiones injustificadas.

 

Por tanto, tenemos que modificar nuestro viejo concepto de convivencia para, sin descuidar la potencialidad educativa que la convivencia directa tiene, analizar la naturaleza, condiciones, beneficios y riesgos de la ciberconvivencia.

Manos redes sociales

La organización escolar, la forma en que se distribuya el poder y la responsabilidad, la claridad y coherencia de las normas disciplinares y otros factores inciden en la forma en que se organiza la convivencia; y una buena convivencia es un factor de protección para el aprendizaje, el desarrollo y la vida de nuestros alumnos.

 

Una convivencia que ya no puede entenderse simplemente como un sistema de relaciones entre las personas presentes, sino como un sistema de relaciones presenciales y virtuales, como una ciberconvivencia.

 

       A la escuela se va, en todos los sistemas educativos del mundo a aprender, a adquirir nuevas cuotas de comprensión de sí mismo, de los demás y del mundo en su complejidad. Pero esto hoy no pasa sólo por asistir físicamente al centro escolar, sino por pertenecer a una comunidad que se relaciona de forma directa y también indirecta mediante el uso de dispositivos digitales.

      La escuela, como institución encargada de la socialización y la educación global de los niños/as y jóvenes, no debería permitir que los problemas de abuso, intimidación, falta de respeto, exclusión social y malos tratos estuvieran presentes en la convivencia, física y digital. En cualquiera de los sistemas en los que las relaciones interpersonales tienen presencia, los escolares han de observar las normas de comprensión del otro u otra, reciprocidad moral y respeto mutuo. Todo ello debe ser entendido como parte de la tarea educativa, es decir, como parte del aprendizaje del alumnado y de la enseñanza que el profesorado está obligado a impartir, abordando el currículum escolar.

 

Ahora ya no se trata de atender sólo la red de iguales, sino a los iguales en la Red (léase Internet y todo dispositivo digital con el que es posible que las personas se comuniquen y de los que los adolescentes y jóvenes son usuarios expertos). Las redes sociales han convertido a la convivencia escolar y juvenil en un nuevo sistema de relaciones que ya no tiene los límites espacio-temporales, el contacto directo o escenarios físicos. Ahora en la Red, los iguales se comunican, aprenden, se apoyan, se aman, tienen conflictos y, desgraciadamente, se agreden injustificadamente.

 

De esta forma, la convivencia ha dejado de ser exclusivamente off–line y se ha convertido además en un sistema social on-line.

 

Dándose la mano

        Las nuevas tecnologías en sí mismas no son peligrosas, nocivas o beneficiosas; depende en todo caso del uso que se les dé. En la vida de centro surgen conflictos que tienen su proyección en la red. En los últimos cursos, en el IES San José se han incrementado los problemas y conflictos generados a partir de la interacción, por medio de dispositivos digitales, entre nuestro alumnado. Especialmente a partir de la generalización del uso de Internet en teléfonos móviles nuestros alumnos han visto incrementadas sus posibilidades de comunicación, incidiendo ello de manera directa en su proceso de socialización. Como resultado se multiplican tanto las experiencias positivas como negativas de este proceso.

 

      Creemos que el camino más eficaz para atajar estos problemas es la información, la prevención y la colaboración con las familias. Queremos contar con el apoyo también de toda la comunidad educativa para mejorar la convivencia entre el alumnado de nuestro centro, tanto en la vida real como en la red.

Logotipo del I.E.S. San José

En este sentido, el IES San José debe analizar las nuevas dimensiones de la convivencia que se hacen presentes a partir del masivo uso que nuestros alumnos hacen de los dispositivos digitales que las TIC ponen a su alcance. A ello se dirigen los instrumentos de medida que hemos diseñado para que nuestro Centro disponga del material preciso para conocer cómo es la convivencia directa y cómo es la convivencia mediada por las tecnologías de la comunicación y la información que los escolares han integrado de forma amplia en sus vidas. Asimismo, nuestro Centro consigue dotarse de instrumentos de gestión de la convivencia en el ámbito del ciberespacio (estableciendo unas normas claras, un catálogo de conductas contrarias a las normas de la ciberconvivencia y medidas correctivas) que permitirá a toda la Comunidad Educativa del IES San José adaptarse a los nuevos desafíos que supone el uso generalizado de las TIC en nuestro Centro.

 

PROGRAMA PARA LA MEJORA DE LA CIBERCONVIVENCIA

Estándar

<div> <strong> <a href=”https://www.slideshare.net/DavidRomeroMartn/presentacin-programa-mejora-ciberconvivencia-34165782&#8243; title=”Presentación programa mejora ciberconvivencia” target=”_blank”>Presentación programa mejora ciberconvivencia</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/DavidRomeroMartn&#8221; target=”_blank”>David Romero Martín</a></strong> </div>

CIBERBULLYING, SEXTING Y GROOMING

Estándar

<div style=”margin-bottom:5px”> <strong> <a href=”https://es.slideshare.net/DavidRomeroMartn/presentacin-ciberbullying-sexting-y-grooming-28012924&#8243; title=”Presentación ciberbullying, sexting y grooming” target=”_blank”>Presentación ciberbullying, sexting y grooming</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/DavidRomeroMartn&#8221; target=”_blank”>David Romero Martín</a></strong> </div>

REDES SOCIALES

Estándar

<div style=”margin-bottom:5px”> <strong> <a href=”https://es.slideshare.net/DavidRomeroMartn/presentacin-redes-sociales-28013115&#8243; title=”Presentación redes sociales” target=”_blank”>Presentación redes sociales</a> </strong> from <strong><a href=”http://www.slideshare.net/DavidRomeroMartn&#8221; target=”_blank”>David Romero Martín</a></strong> </div>

¿SE DEBE PROHIBIR EL USO DE TELÉFONOS MÓVILES EN LOS INSTITUTOS?

Estándar

Esta es una pregunta que me hago cada vez con más frecuencia, especialmente cuando veo a un alumno o alumna utilizar un móvil en el instituto y me veo obligado a confiscárselo o a advertirle que la próxima vez se lo requisaré, además del consiguiente parte de incidencias que debo cumplimentar. Me suele pasar que acto seguido me llaman al móvil o recibo un Whats App y contesto con mi teléfono…

Movil

 

 

 

 

 

 

 

 

En el Reglamento de Organización y Funcionamiento del IES San José, en la página 73, viene establecido lo siguiente:

“e. Los teléfonos móviles, aparatos electrónicos y similares no podrán ser utilizados por el alumnado del centro durante la jornada educativa. Solamente, y previa autorización del profesorado durante las clases, se podrán utilizar los teléfonos móviles por parte del alumnado siguiendo las instrucciones del profesor/a en cuestión, quién controlará en todo momento el uso que se realiza.”

Asímismo, en nuestro Plan de Convivencia en el apartado de Normas de Convivencia (pág. 235 del Proyecto Educativo) encontramos la siguiente norma:

 ”30. Se prohíbe el uso indebido (foto, video, audio) de cualquier aparato electrónico (teléfonos móviles, videojuegos, MP3, discman, etc.) durante el horario escolar y su uso en las horas de clase, pudiéndoseles retirar por el profesor en caso de incumplimiento, salvo en el caso de los alumnos mayores de edad. El Centro no se hará responsable de su deterioro, sustracción o pérdida. Dicho aparato electrónico, sólo se le devolverá al padre, madre o representante legal del alumno propietario del mismo. Además el alumno/a que incumpla esta norma recibirá un parte de incidencias (tanto mayores como menores de edad).”

En general, cabe decir que éstas son normas muy extendidas en la gran mayoría de centros educativos de secundaria, tanto en los de nuestra comunidad autónoma como en los de otras. Los motivos esgrimidos para aprobar estas normas tan restrictivas son la detección de algunos casos de acoso a través de las redes sociales, o la publicación en Internet de imágenes y de vídeos adquiridos a través de los dispositivos móviles. También, todo hay que decirlo, en general el profesorado no está todavía habituado ni preparado en el uso de la tecnología móvil y no sabe cómo controlar una clase o una guardia de recreo en las que se utilizan estos recursos, y la forma más fácil de evitar problemas es la prohibición total de su uso.

Sin embargo, lo que puede ser motivo de sanción y/o prohibición son determinados usos que se hagan de la tecnología, pero no la propia tecnología, que es neutra.

La normativa de muchos centros muestra los dispositivos electrónicos cómo algo dañino. Deberíamos cambiarle el sentido y alentar sobre los usos que no están permitidos sin reprender la utilización de la tecnología, que está con nosotros para facilitarnos tareas y la vida diaria con una potencialidad educativa de gran magnitud, especialmente en lo que se refiere a la adquisición de la competencia digital.

 

Cartel

Las acciones y actitudes sancionables deben ser determinadas y dadas a conocer al alumnado. Tal y como está redactada la normativa en muchos centros no se distingue entre los diferentes usos, poniendo igual de censurables usos completamente inocuos como pueden ser consultar la agenda o escuchar música y otros que evidentemente tendrían que tener una sanción ejemplar, como la usurpación de la personalidad o la grabación de personas sin su consentimiento. El alumnado debe conocer la diferencia entre unos usos y otros.

 

Se debe evitar la consideración del uso de la tecnología como algo sancionable por sí mismo. Por ejemplo, cuando un alumno o alumna copia en un examen con un móvil el hecho censurable es el acto de copiar, y no el medio a través del cual se copia. Del mismo modo, una acción como realizar un apunte en la agenda debe considerarse cómo algo positivo con independencia del medio que se utilice, ya sea de papel o electrónico.

 

Movil copiar

La utilización de cualquier recurso para la actividad docente es algo que debería estar garantizado y no debe considerarse como algo excepcional en la normativa del centro. Un teléfono móvil o una tableta deben ser considerados como recursos educativos de la misma categoría que un ordenador.

 

En todo caso, la utilización de cualquier dispositivo durante el tiempo de clase debe ser permitida o rechazada por el profesorado en función de su criterio. Durante una clase el alumnado debe estar trabajando y no deben permitirse actividades de ocio, ya sea utilizando un móvil, como haciendo un sudoku o lanzando un avión de papel. Es decir, el problema no es que se esté utilizando un móvil, sino que se esté haciendo algo que no procede en el tiempo lectivo.

Clase

Prohibir la utilización de los móviles con la intención de evitar casos de acoso en Internet no conduce a la educación del alumnado, por lo que, aunque se consiga que desde el centro no se produzcan actos ofensivos a través de medios electrónicos, no se evitará que se produzcan fuera del mismo.

 

Esas mismas acciones de acoso que provocaron la decisión de prohibir los móviles pueden realizarse a través de otros dispositivos, como los ordenadores de las aulas de informática lo de las aulas del programa Escuela 2.0, y no tiene sentido anular estas aulas o prohibir su uso para evitar este tipo de incidentes.

 

La única manera de evitar problemas de acoso a otras personas, tanto directamente como a través de Internet, es mediante la educación en valores. Una persona respetuosa con sus compañeros y compañeras lo va a ser con o sin Internet y con o sin teléfono móvil.

 

No resultaría eficaz intentar educar en el uso ético de la tecnología y de Internet en un contexto en el que su uso está prohibido, pues además del rechazo que puede provocar en el alumnado un mensaje anti-tecnológico no sería posible hacer una observación, un seguimiento ni una evaluación de las actividades educativas que se promuevan al respecto.

La tendencia actual muestra un crecimiento y generalización del uso de dispositivos móviles con conexión a Internet. Es una realidad que debemos aceptar y asumir.

 

La utilización de dispositivos móviles en la vida cotidiana está creciendo de forma inexorable, y cada vez es mayor a utilización de planes de datos para el acceso a Internet a través de los mismos. Hoy en día, la utilización de móviles y de redes sociales forma parte de la vida y del día a día de nuestro alumnado y también de múltiples profesionales de todos los ámbitos, y debe considerarse cómo algo útil, necesario y básico para desarrollarse correctamente en los tiempos actuales y en un futuro próximo.

 

Al igual que un ordenador, un dispositivo móvil actual permite comunicarse, encontrar y clasificar la información, formular y articular ideas, compartir métodos y conocimientos, tomar medidas, realizar cálculos o ampliar la capacidad de nuestra memoria, con la ventaja respeto a otros dispositivos de que el acceso a la información se produce de forma deslocalizada. Todo esto hace modelar nuestra manera de pensar, de interpretar el mundo y de experimentar con el entorno, y no es posible hablar de competencia digital sin atender a la utilización de la tecnología móvil y de Internet.

 

Por otro lado, los disposítivos móviles pueden ser una herramienta didáctica tremendamente útil. Hay miles de ejemplos en la red de propuestas y experiencias educativas realizadas utilizando dispositivos móviles, como audiciones, encuestas, geolocalización, diccionarios, notas, diarios de viaje, etc. Existen, además, múltiples aplicaciones educativas instalables para diferentes sistemas operativos y materias.

 

Además, cada vez hay más centros que están sustituyendo los libros de texto en papel por material en formato electrónico. Estos proyectos consisten en la utilización de tabletas y de conexión wifi en todo el centro, tanto en las horas de clase como en el tiempo de ocio. No hay noticias de que en estos centros se produzcan más conflictos derivados del uso de la tecnología móvil que en otros centros en los que está prohibido.

 

La prohibición generalizada del uso en tiempos de ocio es un freno para la incorporación de actividades educativas que requieran de la utilización de dispositivos electrónicos, pues impediría que el alumnado en los recreos pueda estar escuchando audiciones de música o idiomas, buscar palabras en el diccionario, consultar la agenda, realizar búsquedas en Internet, comunicarse, instalar aplicaciones, compartir ficheros con los compañeros y compañeras, etc., resultando un impedimento para el desarrollo de dichas actividades y para mejorar su competencia en el tratamiento de la información y digital.

 

Creo que en muchos centros de enseñanza no se ha tratado este tema del uso de dispositivos móviles con la suficiente profundidad, y hace falta que se reflexione, se debata y se estudie de forma pausada. Después de la alarma social que provocaron los primeros casos de ciberacoso, con la publicación de imágenes de menores a través de Internet y de teléfono móviles (producto, en parte, de la inexperiencia en el uso de una nueva tecnología y, por otro lado,  de una inadecuada formación en valores), ha llegado el momento de replantearse el uso de la tecnología móvil también en nuestro centro  y establecer una nueva normativa que se adapte al nivel de alfabetización digital en el que nos encontramos. Además de nuestros alumnos, padres y  profesores hemos ido familiarizándonos en los últimos años con el uso de las TIC y prueba de ello es que cada vez nos es más difícil prescindir de ella, tanto a nivel profesional como personal.

Pizarra digital

Netiqueta Joven para Redes Sociales: ciudadanía digital y ciberconvivencia

Estándar

Jorge Flores Fernández – Septiembre 2010

Netiqueta quiere decir “normas de etiqueta en la Red” o, de otra manera, compendio de indicaciones para guardar las buenas formas en Internet. Se trata de un conjunto de sugerencias que nace por convenio entre las personas que comparten un espacio común, una aplicación, un servicio determinado en Internet. No tienen validez legal y son complementarias a las normas generales de uso, las reglas del servicio, que pueda tener cada website o aplicación online. Si no se respetan, se pueden causar molestias y la persona responsable puede ser ignorada e incluso repudiada por el resto de la comunidad de usuarios.

Son pautas que facilitan la comunicación y la convivencia digital. Cuando el conjunto de personas que comparten un lugar en la Red las respetan, el ambiente es mucho más agradable, satisfactorio e interesante. Es por ello que han surgido de manera espontánea desde el inicio de la comunicación online. Las hay generales para Internet o específicas para los chats, los foros, los blogs… Son convenios que cambian con el paso del tiempo debido a la evolución de la Red y sus aplicaciones y, por supuesto, al cambio en las características e intereses del conjunto de usuarios que las comparten.

La Netiqueta Joven para Redes Sociales ofrece pautas para la convivencia online y sirve de referente para el ejercicio de la ciudadanía digital. No se trata de una lista de consejos de seguridad para evitar riesgos propios o ajenos. Sin embargo, las buenas formas, la cortesía y el respeto por los demás implican también no perjudicar su seguridad ni privacidad. Al mismo tiempo, es preciso ayudar a los demás a que sean buenos convecinos online y no nos causen molestias, ni siquiera de manera involuntaria.

La Netiqueta Joven para Redes Sociales está pensada por y para los adolescentes y jóvenes que disfrutan de su vida online en redes sociales como Tuenti, Facebook, Hi5, Bebo, Orkut, Fotolog… Tiene como finalidad mejorar su experiencia online en estos nuevos entornos de socialización intensiva. Contribuye a mejorar la ciberconvivencia y a evitar conflictos, potencia el sentimiento de pertenencia a la comunidad y de corresponsabilidad, y deviene, en definitiva, en el ejercicio y construcción de la ciudadanía digital activa como garante imprescindible de los derechos y deberes individuales y colectivos.

Cuenta con 16 enunciados articulados en tres fines principales:

  • Guardar consideración y respeto por las demás personas.

  • Preservar la privacidad ajena.

  • Contribuir al buen ambiente de la Red.

Netiqueta Joven para Redes Sociales

Muestra consideración y respeto hacia los demás:

  • 1) Pide permiso antes de etiquetar fotografías subidas por otras personas. 

    Puede ser que a pesar de estar publicadas online no sea conveniente estar etiquetado para alguien.

  • 2) Utiliza las etiquetas de manera positiva, nunca para insultar, humillar o dañar a otras personas. 

    Ayuda a crear el ambiente agradable y de confianza que a todos nos gusta compartir.

  • 3) Mide bien las críticas que publicas. Expresar tu opinión o una burla sobre otras personas puede llegar a vulnerar sus derechos e ir contra la Ley. 

    La libertad de expresión termina donde comienzan los derechos de los demás. La injuria, la calumnia y otras acciones contra el honor o la intimidad son delitos.

  • 4) No hay problema en ignorar solicitudes de amistad, invitaciones a eventos, grupos, etc.

    Si lo hacen contigo, no insistas ni pidas explicaciones.

  • 5) Evita la denuncia injusta como SPAM para no perjudicar a quienes hicieron comentarios correctos.

    La información abundante, interesante y veraz es un tesoro.

  • 6) Usa las opciones de denuncia cuando esté justificada la ocasión.

    Realizar acusaciones a la ligera o de manera injusta genera desconfianza y enfado.

 

Cuida la privacidad de las demás personas:

  • 7) Pregúntate qué información de otras personas expones y asegúrate de que no les importa. 

    En ocasiones contamos aspectos de nuestra vida con otras personas o de la vida de los demás sin tener en cuenta cómo les puede afectar que eso se sepa. Respeta la privacidad de los demás como te gustaría que respetasen la tuya.

  • 8) Para etiquetar a otras personas debes hacerlo sin engaño y asegurarte de que no les molesta que lo hagas.

    Cuando etiquetas a alguien estás aportando mucha información que además, en muchos casos, se propaga de forma inesperada e incómoda.

  • 9) No puedes publicar fotos o vídeos en las que salgan otras personas sin tener su permiso, como regla general. 

    La imagen (fotografía, vídeo…) de cada cual es un dato personal y el derecho a decidir cómo se utiliza le pertenece a esa persona en exclusiva.

  • 10) Antes de publicar una información que te han remitido de manera privada, pregunta si lo puedes hacer.

    En las redes sociales, la información circula con demasiada velocidad de un lado a otro y lo que es privado se puede convertir en un secreto a voces.

Contribuye al buen ambiente de la Red:

  • 11) Facilita a los demás el respeto de tu privacidad e intimidad. Comunica a tus contactos, en especial a los nuevos, cómo quieres manejarlas. 

    Deja claro tu criterio para que lo puedan respetar diciéndoles qué cosas no admites como, por ejemplo, que reutilicen fotos que puedan ver en tus álbumes privados, que te etiqueten sin permiso o que expongan datos acerca de ti en páginas a la vista de otros.

  • 12) Recuerda que escribir todo en mayúsculas puede interpretarse como un grito.

    Se trata de un acuerdo, de una norma no escrita que muchas personas utilizan. Tenerla en cuenta no supone esfuerzo y ayuda a entenderse bien en cualquier circunstancia.

  • 13) Usa los recursos a tu alcance (dibujos, símbolos, emoticonos…) para expresarte mejor y evitar malentendidos.

    El estado de ánimo, las diferencias culturales o sociales, las experiencias previas… pueden dificultar la comunicación entre dos personas, más aún si ni están cara a cara. Comprender y utilizar símbolos de apoyo te ayudará a esquivar problemas por malas interpretaciones.

  • 14) Ante algo que te molesta, trata de reaccionar de manera calmada y no violenta.
    Nunca actúes de manera inmediata ni agresiva. A veces las cosas no son como parecen. Puede que simplemente busquen la provocación o el engaño y si se reacciona mal habrán conseguido su objetivo. Puede tratarse también de errores o acciones no intencionadas.

  • 15) Dirígete a los demás con respeto, sobre todo a la vista de terceros. 

    Si alguien comete algún error, imprudencia o te molesta, sé amable al hacérselo ver y, si es posible, hazlo en privado.

  • 16) Lee y respeta las normas de uso de la Red Social.

    No todas las redes sociales (Tuenti, Facebook, Hi5, Bebo, Orkut, Fotolog…) tienen las mismas reglas. Sin embargo, siempre son las reglas de juego de obligado cumplimiento para todos.