NO SON BUENOS TIEMPOS PARA LA LÍRICA

Estándar

No corren buenos tiempos para la lírica. La crisis económica mundial ha golpeado especialmente a nuestro país y es perfectamente posible que la política de recortes en la Unión Europea nos haga vivir todavía periodos de incertidumbre que se eternicen en el tiempo y que alejen el horizonte que nos habíamos propuesto alcanzar como tarea educativa en el IES San José de Cortegana. Creo que no hace falta recordar que no es solo nuestra escuela sino toda la sociedad española la que padece esta situación que ha determinado un nuevo escenario para nuestra comunidad educativa y ello nos obliga a utilizar toda nuestra inteligencia y energía para seguir manteniendo a flote lo que es nuestro medio de vida y dar un nuevo impulso a nuestro trabajo profesional en beneficio de los alumnos que, por otra parte, son también “sufridores” como nosotros, en su núcleo familiar y social, de esta difícil situación que todos atravesamos. El masivo “bombardeo” mediático al que estamos sometidos a diario y que solo nos ofrece el paisaje de la miseria y la desesperación es, sin duda, solo una pequeña parte de lo que está ocurriendo en el mundo a causa de una depresión económica y financiera que está afectando de sobremanera nuestra forma de vida y nuestras expectativas de futuro. En nuestro país, España, la crisis se ha cebado con los menos privilegiados y todo el sector público parece que se viene abajo, da la impresión de que todo se derrumba a nuestro alrededor… Muchos profesionales de la educación han perdido su trabajo y otros muchos más no podrán acceder durante bastante tiempo a ejercer su profesión en estas condiciones de penuria económica. Mi opinión, como profesor de Historia, es que estamos sufriendo un “ciclo” de reajuste económico y social que va a cambiar la vida de todos nosotros y estoy convencido que viviremos momentos mucho más delicados en la Unión Europea y en todo el mundo. Pero también creo, como  algunos analistas señalan, que el periodo de recuperación podría llegar en unos cinco o seis años, augurando un futuro halagüeño a nuestra comunidad escolar si sabemos hacer nuestro trabajo y se lo demostramos a los gestores públicos, pues los nuevos criterios de eficiencia y rentabilidad en todo el mundo dan una única salida a la escuela pública y nosotros trabajamos en este sector que nos paga según reconozca nuestro trabajo. Estoy convencido de que la escuela pública no puede ser ignorada y mucho menos vencida porque la cultura, la educación y la democracia en un país se miden precisamente por la educación de sus ciudadanos más desfavorecidos, por su nivel de conocimientos en humanidades y tecnologías y por sus capacidades para incorporarse a un mercado laboralmucho más amplio… Y esto lo tenemos que hacer nosotros en condiciones de inferioridad, con escasos recursos y compitiendo con el negocio privado de la educación… Así son las leyes del mercado y así se desenvuelve esta suerte de “selva económica” en la que desarrollamos nuestro trabajo y donde tendrán que vivir nuestros hijos. Podemos hacerlo y lo vamos a hacer como lo hacen en todos los países del entorno político y económico al que pertenecemos. Hemos comenzado, pues, este curso 2012-2013 con carencias significativas, ya conocidas por todos, en lo que a personal docente y partidas económicas se refiere, lo que supone que hacemos y tendremos que hacer nuestro trabajo con dificultades añadidas tan importantes como la drástica disminución de fondos para el mantenimiento y funcionamiento de nuestro instituto. Como sabéis, somos cuatro profesores menos contratados y el aumento de dos horas lectivas obligó a reorganizar nuestro trabajo para cubrir todas las necesidades que se presenten. Este centro escolar tiene que seguir funcionando con las nuevas líneas marcadas y con los medios disponibles porque no estamos hundidos y nada ni nadie podrá despojarnos de nuestra dignidad profesional ni del trabajo que mejor sabemos hacer. Sin embargo, a pesar de la situación, debemos ser optimistas porque somos un gran equipo de profesores capacitado para llevar a cabo todos nuestros proyectos. Haremos nuestro trabajo en un ambiente agradable y alejado del discurso depresivo reinante porque la propia belleza de esta obra de arte que es enseñar nos permitirá percibir que somos muy afortunados por seguir ejerciendo nuestra labor profesional a la espera de otros tiempos mejores que tendrán que llegar según las lógica de los acontecimientos políticos, económicos y sociales. No nos daremos por vencidos y pondremos en marcha toda nuestra capacidad de organización y trabajo, toda nuestra inventiva, todo nuestro espíritu pedagógico y todo nuestro entusiasmo para demostrar que el IES San José de Cortegana es y seguirá siendo un punto de referencia en la escuela pública porque nuestro equipo de profesores tiene clase y estilo de sobra para seguir en pie y cumplir nuestro propósito aún en las peores circunstancias… 

@ David Romero Martín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s