EL JUEGO DE LA DISCIPLINA

Estándar

EL JUEGO…

El agente educativo más importante en los primeros años de existencia de un niño es su familia; el grupo humano primario más importante en la vida de un hombre y probablemente la institución más estable en toda la historia de la humanidad. La educación escolar amplía el entorno social de ese niño y le descubre un mundo mucho más grande con unas “reglas del juego” mucho más sofisticadas donde desarrolla, mejora y perfecciona su sociabilidad rodeado por una suerte de “familia” mucho más extensa formada por sus compañeros y maestros. De los juegos de aprendizaje con sus padres y familiares cercanos, pasa a jugar con sus amigos de la escuela bajo el cuidado de sus maestros. Entendiendo, pues, el juego como una actividad que se realiza para la diversión y el disfrute de los participantes, se pensó, hace mucho tiempo, utilizarlo como herramienta educativa y esto es así porque, desde el punto de vista de la Antropología Evolutiva y más concretamente de la Psicología del Desarrollo, el juego ha sido siempre yes una actividad muy divertida para el ser humano pues durante todo su desarrollo le ha servido para aprender a relacionarse, como digo, desde el ámbito familiar hasta el terreno material, social y cultural.

¿CÓMO APLICAR ESTE CONOCIMIENTO EN EL AULA?

Todos los “habitantes” del aula, jóvenes y adultos, hemos jugado durante la mayor parte de nuestra vida y en lo que concierne a los alumnos da la impresión que no paran de jugar y algunas veces incluso opinamos los profesores que los alumnos no paran de hacerlo ni en la misma sala de clase. Esto se manifiesta en el aula con interrupciones al profesor, molestar a los compañeros de clase y todo tipo de conductas inapropiadas que impiden el normal desarrollo de la enseñanza y el aprendizaje. Es por eso que Lee y Marlene Canternos descubren algo que todos habíamos pasado por alto y de lo que ya he tratado en algunos artículos de este blog: el reglamento del juego… Lo sabemos todo sobre el juego, no solo un juego sino casi todos los juegos; sabemos que un empujón dentro del área se castiga con un penalti, que una patada en cualquier parte del terreno de juego es una falta que se avisa con tarjeta amarilla y si vuelve a ocurrir otra vez… tarjeta roja y expulsión; sabemos cuales son las líneas señaladas en la cancha, el fuera de banda, el córner, el punto de penalti… Todos los chicos y chicas del aula tienen este conocimiento de todos los juegos, en la oca, en el parchís, en el ajedrez, en el voleibol… Pues nosotros los profesores también, por tanto, somos los árbitros y podemos dejar bien claro cuáles son las reglas del juego que transcurre en el aula y que no es otro que la enseñanza-aprendizaje… y estamos en el aula para no permitir las trampas y sancionar a los que cometen faltas.

 

© copyright (Todos los derechos reservados para artículos firmados por el profesor David Romero Martín)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s