Archivo de la etiqueta: sanciones alternativas

TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD

Estándar

UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA NO EXCLUIRSE DE LA ESCUELA Y SEGUIR ESTUDIANDO CON SUS COMPAÑEROS DE CLASE

voluntario6

1. ¿En qué consisten los trabajos en beneficio de la comunidad?
Los trabajos en beneficio de la comunidad son actividades de utilidad pública o social, que se llevan a cabo en entidades públicas o en entidades privadas sin ánimo de lucro. Se introdujeron por primera vez en 1995 y su finalidad es la reeducación y reinserción social de personas que han cometido una falta o delito. Sustituyen a las penas de hasta dos años y, por ello, la ley exige su relación con la infracción que se haya cometido.
A partir de esta novedad del Código Penal, en algunos centros educativos de nuestro país se aplicó esta idea como medida alternativa y complementaria a las sanciones disciplinarias del alumnado. El objetivo es darle un carácter pedagógico a la sanción, provocando en el alumnado un proceso de reflexión interior acerca de su comportamiento, por un lado, y un proceso de sensibilización con las diferentes problemáticas sociales de su entorno inmediato, por otro.
comunitario4
La medida, afectaría a los alumnos sancionados con la expulsión temporal del centro y supondría la colaboración tanto del Ayuntamiento como de las diferentes asociaciones de carácter social del entrono. El alumno cumpliría la sanción que le fuera impuesta realizando trabajos en beneficio de la comunidad. Ésta es una medida alternativa que comporta una función reeducativa, a la vez que permite al sancionado realizar algo útil y provechoso para la sociedad.
2. Procedimiento y seguimiento
Los trabajos en beneficio de la comunidad podrán realizarlos aquellos alumnos que sean privados de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas.
El trabajo podrá realizarse en horario de mañana, de tarde o en ambos en función de la naturaleza del mismo y de la disponibilidad de los organismos y asociaciones colaboradoras, implicando una reducción de los días de expulsión del centro si el alumno cumple con el compromiso pedagógico. Si fuera posible el alumno sancionado compaginará la realización del trabajo con la asistencia a todas las clases o algunas de ellas en el instituto.
solidaridad3
La supervisión de las actividades será llevaba a cabo por el responsable designado de cada organismo público o asociación colaboradora para tal fin. La responsabilidad sobre los actos cometidos por el alumno en el desarrollo del trabajo, y que pudieran ser constitutivos de una falta o delito, será siempre de los tutores legales del mismo.
3. ¿Cómo implantar la medida?
A través de la firma de un convenio entre el I.E.S. San José, el Ayuntamiento y las asociaciones del entorno. Este debe establecer una serie de acuerdos entre dichas entidades de forma que queden contemplados todos los aspectos así como el papel de los distintos agentes implicados.
solidaridad5ç
4. Aclaraciones
Los trabajos en beneficio de la comunidad suponen una medida en consonancia con la Orden de Convivencia, de 20 de junio de 2011, y con el enfoque que la Administración educativa en Andalucía tiene de la convivencia: las conductas contrarias no se castigan, sino que se corrigen. Y no se trata de un eufemismo sino de una línea de actuación.
Por otro lado, está en consonancia también con la política educativa no excluyente que está llevando la Consejería de Educación y que permite que en nuestros centros de secundaria puedan estudiar juntos alumnos “conflictivos” -que antes expulsábamos sin más- con aquellos que, además de brillantes, cumplen las normas de manera ejemplar. Y ese es el fondo de la filosofía pedagógica de esta medida también. A partir de ahora se ofrece a estos alumnos la oportunidad de seguir sus estudios junto a sus compañeros y amigos de la adolescencia, para que no se distancien de su instituto, enseñarles a emplear el sentido común y no caer en la dinámica nefasta y dañina para su futuro, de buscar refugio en su casa ante el fracaso de su negativa actuación en la escuela, de afrontar sus errores y aceptar la responsabilidad de su formación y del comportamiento en un instituto que tiene sus normas; normas que son de obligado cumplimiento.
voluntario4
Tenemos que dejar bien claro que no sustituimos una sanción de expulsión por una supuesta “condena a trabajos forzados”, no estamos haciendo eso, lo que ofrecemos al alumno y a su familia es la gran oportunidad del que el menor comprenda que ha cometido un error y que puede subsanarlo reflexionando sobre la falta que ha cometido, comprometiéndose en un trabajo solidario que le revelará que laenseñanza y el aprendizaje no están limitados por los muros del instituto donde estudia sino que va mucho más allá y abarca también la comunidad donde vive que es, sin lugar a dudas, el ejemplo más cercano de la sociedad a la que tendrá que enfrentarse cuando termine sus estudios.
voluntarios
El alumno y su familia deben tener claro que nuestro propósito es ayudar al estudiante, hacerle comprender que el sistema educativo le ofrece la oportunidad de corregir su comportamiento y tome las decisiones correctas. No existe fracaso más grande que el excluirse uno mismo de su escuela, de desaprovechar la oportunidad de formarse, de educarse junto a sus compañeros y de adquirir los conocimientos y acreditaciones necesarias para incorporarse a una sociedad cada vez más compleja y competitiva en la que apenas tendrán oportunidades sin una buena formación para ganarse la vida.
tbc2
Debe quedar bien claro que el “territorio de la escuela” es el territorio del diálogo donde debe imperar un clima de respeto, de negociación, de la paz y del sosiego necesarios para enseñar y aprender.
No está de más recordar que la enseñanza pública cuesta mucho dinero y que todos los ciudadanos la pagamos con nuestros impuestos; que esto supone un gran esfuerzo económico de la sociedad para con sus jóvenes, para prepararlos con los conocimientos indispensables, para que se busquen la vida en una sociedad que se rige básicamente por criterios mercantiles de rentabilidad y de gasto público.
Por tanto, no hay indignidad, ni castigo, ni condena, en promover el voluntariado y la solidaridad en su comunidad; para que el alumno sancionado comprenda que tiene que hacer algo por la sociedad que le ha ofrecido una educación muy cara, para que pueda incorporarse a un mercado de trabajo cada vez más competitivo. Un mundo en el que nadie le dará nada gratis.
servicio comunidad
Otro aspecto muy positivo de la medida es queconseguimos la colaboración de las familiasen la acción sancionadora del instituto. Ante la expulsión de un alumno, los padres suelen manifestar su rechazo y desaprobación. Sin embargo, con los trabajos en beneficio a la comunidad conseguimos (en la inmensa mayoría de los casos) que los tutores legales autoricen a sus hijos a realizarlos y, además, que se queden satisfechos. Con esta medida, el instituto está dando una alternativa distinta a la expulsión a padres y a alumnos. En este sentido, son precisamente las alternativas las que facilitan, al final, el entendimiento y la colaboración entre los distintos sectores de la Comunidad Educativa. De esta forma, la acción correctora es más eficaz ya que la familia apoya la sanción y se evita el refuerzo, por parte de los padres, de las conductas contrarias del alumno, que puede producirse con la expulsión tradicional. En definitiva, escuela y familia consiguen caminar en la misma dirección en la educación del alumnado.
solidaridad9

Por último, conviene decir que se trata de una medida individualizada, ya que tiene al alumno como centro de la acción sancionadora. Se le sugiere un servicio en función de sus circunstancias académicas y personales, por un lado, y en función de la conducta errónea, por otro.

David Romero Martín (Jefe de Estudios) IES San José  –  Cortegana (HUELVA)

TALLER DE HABILIDADES SOCIALES

Estándar

NO ABANDONAR A NUESTRO ALUMNO Y FAVORECER SU INTEGRACIÓN ESCOLAR

taller de habilidades sociales

¿En qué consiste?

Consiste en realizar actuaciones directas y personalizadas con el alumnado que presenta serias dificultades en su adaptación al centro escolar y en la relación con compañeros y profesores.

¿Para qué se crea?

Se crea para el tratamiento individualizado del alumnado que, como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria, se ve privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas.

Objetivos:

  1. Mejorar el clima de convivencia del Centro.
  2. Favorecer la integración escolar de estos alumnos como requisito imprescindible para su posterior integración social y laboral.
  3. Habilitar un espacio que proporcione al alumnado las condiciones necesarias para reflexionar sobre su conducta.
  4. Mejorar la vida académica y personal del alumno o alumna.
  5. Posibilitar el que aprendan a responsabilizarse de sus propias acciones, pensamientos, sentimientos y comunicaciones con los demás.
  6. Contribuir a desarrollar actitudes cooperativas, solidarias y de respeto.
  7. Reconstruir y favorecer su autoestima y autocontrol.
  8. Evitar la desconexión de la dinámica escolar y lagunas que puedan producir como consecuencia de la inasistencia total al centro por motivos de sanción.

profesor4

Identificación de los destinatarios:

  1. Alumnos con partes de incidencias por la reiteración de conductas contrarias a las normas de convivencia.
  2. Alumnos con una preocupante escasez de habilidades sociales y que hayan sido amonestados por escrito como consecuencia de esa circunstancia.
  3. Alumnos apercibidos con graves problemas de autocontrol.
  4. Alumnos sancionados con trastornos de conducta dictaminados por el Departamento de Orientación o algún servicio de Salud Mental reconocido.
  5. Alumnos sancionados cuyas familias no colaboran adecuadamente con el centro escolar en la intervención conjunta ante estos problemas.

Requisitos y procedimiento para ser derivados:

  1. El alumno podrá acudir cuando se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas por una sanción.
  2. No todos los alumnos sancionados tienen que ser derivados a dicho taller.
  3. Ante una sanción de expulsión del centro, el Jefe/a de Estudios recabará la opinión del tutor y del Departamento de Orientación, sobre la conveniencia de derivación al taller.
  4. Será preciso que los alumnos y sus padres suscriban un compromiso.
  5. El horario de permanencia en el taller dependerá del personal del Departamento de Orientación existente para su atención.
  6.  
  7. En número máximo de alumnos que asisten simultáneamente al taller no debe exceder de tres.
  8. El número de veces que un alumno es derivado al taller no debería sobrepasar las dos veces por curso.
  9. El periodo mínimo de asistencia al taller será de dos semanas y el máximo de un trimestre.

Criterios pedagógicos:

El Departamento de Orientación preparará actividades centradas en: 

  • Aumento del autocontrol.
  • Mejora de la autoestima.
  • Análisis de conflictos y forma de resolución de los mismos de forma no violenta.
  • Desarrollo de empatía.
  • Desarrollo de habilidades sociales y emocionales.

Seguimiento:

  • El Departamento de Orientación acordará con la Jefatura de Estudios el número de sesiones que un alumno sancionado deberá asistir.
  • El responsable del taller rellenará la hoja de seguimiento.
  • Cuando el alumno no cumpla los acuerdos suscritos será retirado del taller y se le aplicará la sanción inicial.

diversidad2

Conclusión:

La derivación al taller podrá suponer una alternativa, por tanto, a la expulsión del centro, siempre y cuando el alumno/a se comprometa a comportarse de manera correcta, a realizar las tareas que se le propongan y a asistir puntualmente a todas las sesiones.

LA FORMACIÓN DE LOS MEDIADORES ESCOLARES

Estándar

Empezamos a formarnos en las técnicas de

Mediación Escolar…

Durante el curso 2011-2012 se creó en nuestro instituto la Red de Mediadores del IES San José, compuesta por alumnos, profesores, miembros del P.A.S. y personal de Unión Romaní. Ello requirió una formación bastante amplia en las técnicas de mediación escolar, siendo necesario la organización de un curso que se desarrolló en distintas sesiones. El núcleo central de esta formación consistió en dos sesiones intensivas, durante dos fines de semana, en los meses de febrero y mayo, en la que los componentes de la Red de Mediadores nos reunimos en la Hospedería Reina de los Ángeles de Aracena para llevarla a cabo.
El Centro de Profesores de Aracena nos aportó a la ponente del curso, Mª del Carmen Rufo, que lo impartió de una forma magistral y muy amena. Gracias a ella pudimos adquirir y profundizar sobre las nociones básicas, las destrezas y las fases del proceso mediador. Combinamos teoría y práctica siguiendo el magnífico manual de Mª del Carmén Boqué, que en su obra Tiempo de Mediación nos detalla la forma de implantar un servicio de mediación en un centro educativo.
La experiencia fue enormemente enriquecedora, no solo por lo que aprendimos sobre mediación escolar sino porque nos dio la oportunidad de convivir durante una serie de días, profesores y alumnos, lo que nos permitió conocernos y entendernos mejor.
Por todo ello, nuestro más sincero agradecimiento a todos los participantes en las jornadas formativas. Gracias por vuestro tiempo, esfuerzo y compromiso con el IES San José. Sois una parte fundamental de nuestro proyecto de mejora de la convivencia del que debemos sentirnos todos orgullosos.

David Romero Martín (Jefe de Estudios IES San José)

Formación del Equipo de Mediadores. Febrero 2012

Formación de mediadores. Mayo 2012