ACTO DE GRADUACIÓN 2016

Estándar

El pasado 31 de mayo de 2016, en el Teatro Capitol de Cortegana, se celebró el acto de graduación del alumnado de 2º de Bachillerato, Promoción 2014-2016. Fue un acto muy entrañable y emotivo para los alumnos, las familias y los profesores.

A continuación os dejamos algunas fotos  y el discurso que el  Director del IES San José, David Romero Martín, pronunció en el acto.

¡ENHORABUENA A TODOS!

 

 

 

IMG_0027 IMG_0042 IMG_0090 IMG_0040

 

 

 

Discurso del Director. Acto de Graduación de 2º de Bachillerato (Promoción 2014-2016)

 

Salvo casos muy aislados de santidad, el ser humano es el animal más peligroso de todas las especies que hay en la Tierra. Ya dejó por escrito el comediógrafo latino Plauto, en el año 200 antes de Cristo, que el hombre es un lobo para el hombre… Una buena metáfora de que el estado natural del ser humano es la lucha continua contra su prójimo. El  significado que encierra esta frase de Plauto me invita, como ser humano y profesor, a  reflexionar  sobre  los pliegues de la condición humana, a saber de sus miserias…  y a apostar decididamente  por su mayor grandeza: la razón.

 

La razón es la facultad del ser humano para identificar conceptos, cuestionarlos, hallar coherencia o contradicción entre ellos… y en estas tareas, el profesor debe desempeñar una  labor de estímulo crucial, alentar la curiosidad del alumno, enseñarle a desarrollar y vivir el amor a la verdad, porque esta lleva consigo el deseo de saber y aprender.  Es por eso que en este centro apostamos por el papel protagonista del docente como transmisor de conocimientos y no como un mero guía en el proceso de enseñanza-aprendizaje que lo sitúa en la periferia del mismo, como si Internet, las nuevas tecnologías o la mera intuición del alumno pudieran sustituirlo.  El objetivo y la voluntad de vuestros profesores ha sido transmitiros el amor por el trabajo bien hecho  y  enseñaros que no existe otro camino para alcanzar el éxito que no pase por el esfuerzo y la constancia. En este sentido, sirva este discurso también como  reconocimiento a todo el profesorado del IES San José.

 

Como veréis, lo característico del lenguaje humano no solo es expresar emociones como miedo, preocupación o alegría, sino conformar una especie de relato que explique el mundo en el que vivimos. Intentamos mostrar una suerte de fotografía que ilustre nuestro discurso para que  así nos entiendan mejor. Desplegamos siempre todo un arsenal semántico para decir lo que queremos transmitir. Dicen los filósofos que lo que hacemos es objetivar un mundo repleto de seres y de cosas… y toda esa gente, todos los seres y todas las cosas, viven, son o están con o alrededor de nosotros… Ese es nuestro mundo… Eso es lo que habéis aprendido aquí, con nosotros, en el tiempo transcurrido desde que llegasteis a este instituto, hasta este momento en el que mediante este acto de despedida intentamos decir algo que creemos solemne… Algo que no deberíais olvidar…   

 

Esa competencia comunicativa nos sirve ahora para la despedida. Porque para asimilar, comprender lo que se aprende y para expresar o decir, fue necesario primero aprender a escuchar a los profesores. Eso es algo que habéis incorporado a vuestros conocimientos en este instituto nuestro. En esta escuela que ahora será vuestra para siempre… Es gracias a la riqueza de nuestra lengua y de toda nuestra producción científica, cultural y artística, que hoy podemos sentirnos discretamente más humanos que el resto de las especies,  y ahora que vais a viajar por una selva mucho más grande y peligrosa, nos sirve incluso para recordaros, con la célebre frase de Plauto, que no bajéis la guardia.

 

Ese animal depredador que es el ser humano es el que reina en la jungla de asfalto. Un complejo y extraño universo de seres que se rigen por las leyes del espectáculo creadas por los sistemas de Gobierno… Y  lo que es peor y más peligroso: estas “fieras humanas” actúan según las leyes naturales de la supervivencia.  

 

Este Director vuestro podría contaros un cuento de hadas como despedida… pero somos vuestros profesores, hemos invertido demasiado tiempo y mucho trabajo en vosotros para no deciros la verdad, para no mostraros un mundo de realidades independientes, de relaciones sociales complejas y de una extraordinaria violencia… El que no se conmueva con un noticiero de la televisión, con sus crímenes y genocidios, ya no sería ni una fiera, ni de condición animal siquiera… sino un zombi, un pobre idiota que se comporta como un autómata…

 

Ya sois adultos y os vais a incorporar a un mundo real que nada tiene que ver con el dulce hogar, la protección de los padres o la tutela intelectual de vuestros profesores…Vais a ser gobernados, observados y estudiados a través de las redes sociales, inspeccionados, espiados, sometidos a la ley, dirigidos y regulados sin que os deis cuenta, adoctrinados, sermoneados, clasificados, verificados, censurados y engañados hasta la saciedad…

 

Para esos depredadores que os he descrito, no sois otra cosa que una anotación en un sistema informático, un individuo tasado, medido, evaluado, numerado, autorizado, pero, ante cualquier pequeño error que cometas, serás amonestado, prevenido, reformado, reajustado y corregido. Nada ni nadie te librará de ser multado por cualquier cosa por muy absurda que sea… Tendrás que pagar la contribución, pagar cifras desorbitadas por todo: por la casa, por el coche, por la luz, por el agua, por el aire que respiras… porque para todo hay un impuesto. ¿De verdad no lo sabías?  Qué bello es vivir…

 

Quizás ahora comprendáis qué es lo que quería decir el romano Plauto con su frase “el hombre es un lobo para el hombre”… El hombre es un lobo o, como cualquier otro bicho, un depredador. Son el lenguaje y la enseñanza lo que nos hace humanos. Por eso se puede decir con cierta contundencia que la educación comienza con la vida y no acaba sino con la muerte. Hagamos un esfuerzo y seamos inmensamente felices pues, parafraseando los versos de José Agustín Goytisolo,  “La vida es bella, a pesar de los pesares”…

 

Así que mi consejo no puede ser otro que preparéis vuestras armas y  abráis bien los ojos para que no os pillen desprevenidos…  Será mejor que os orientéis bien en vuestra gran aventura a lo desconocido. Mantened siempre el rumbo y no olvidéis que las aguas están repletas de piratas, saqueadores y  tiburones…Y si perdéis vuestra brújula, seguid la dirección del viento. Incluso en los peores momentos, con el viento a favor se llega siempre a buen puerto.

 

Señoritas y caballeros, bromas y exageraciones a parte, que la suerte os acompañe siempre y que los dioses os sean favorables. Teorías de la Educación hay muchas pero el resultado final debería ser siempre el mismo: preparar a nuestros alumnos para que afronten la vida con valentía y consigan el éxito que sin duda se merecen. Ese es el sublime acto de transmitir conocimiento.

 

Por favor, no nos olvidéis… Nosotros, los profesores de este Instituto, os hemos entrenado para que salgáis ahí fuera y conquistéis el mundo.

 

 

David Romero Martín (Director del IES San José)

Cortegana, 31 de mayo de 2016

IMG_0029

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s